Genética Picture

English Chinese Spain French Italian Dutch Norwegian Swedish Portuguese Taiwanese

Los cromosomas

Los cromosomas van a pares, por ejemplo, el gen que determina el color de ojos está situado en ambos cromosomas del par y en el mismo sitio, el cual se denomina locus. No es necesario que ambos cromosomas tengan la misma información respecto a cierto color de ojos, pero sí que puede ser. Los genes que tienen una función similar son llamados homólogos.

En la división celular, los cromosomas se dividen y duplican, cada cromosoma se parte en dos y forma un nuevo grupo de dos cromosomas. El sitio donde ocurre esto se llama centrómero. Puesto que de entrada todas las células tienen dos copias de cada cromosoma, justo antes de la división celular nos encontramos con cuatro cromátides idénticos dos a dos. Los dos cromosomas del par original, son homólogos, pero los dos cromátides de cada cromosoma, que se han mantenido juntos en el centrómero, son idénticos. Después de esta duplicación, los cromosomas se alinean horizontalmente en el centro de la célula por su centrómero, que a continuación se separa. Al estar separadas una de la otra, cada una de las dos cromátides hermanas del cromosoma se desplaza hacia polos opuestos de la célula. El conjunto de los cromosomas divididos forma dos grupos idénticos a cada lado de la célula, y proceden a formar los núcleos de las dos nuevas células hijas. Se construye una pared celular entre las dos células hijas y el proceso puede empezar de nuevo. Este tipo de división celular recibe el nombre de mitosis. Así, durante la mitosis, la célula madre es dividida en dos células hijas idénticas, y ambas poseen exactamente el mismo material cromosómico que la célula madre.


Mitosis:

Mitosis

Hay también otro tipo de división celular, la meiosis. Durante la meiosis se reparten los cromosomas a mitad para cada célula hija, o sea un cromosoma de cada par. Estas células son llamadas haploides y contienen un solo juego de cromosomas (del griego "haploos" = "simple"). Las células que contienen un par de cromosomas, son llamadas diploides (del griego "diploos" = "doble"). En los organismos pluricelulares, únicamente los gametos, células reproductivas como los óvulos y los espermatozoides, son haploides. Si los gametos no fueran haploides, el número de cromosomas se doblaría en cada generación.


Meiosis:

Meiosis

En numerosos organismos, inclusive los mamíferos, hay dos cromosomas en el espécimen macho que no forman un par homólogo. Son los llamados cromosomas X e Y. Durante la meiosis se producen dos tipos de espermatozoides, los que tienen el cromosoma X y los que tienen el Y. En cambio las células de los especimenes hembra contienen dos cromosomas X en cada óvulo. Cuando un óvulo y un espermatozoide se fusionan durante la fecundación, los cromosomas se juntan y se restaura un estado diploide. Un cromosoma de cada par, uno de la madre y uno del padre, son heredados. El óvulo fecundado empieza a crecer por mitosis. El sexo del nuevo organismo depende del espermatozoide que ha fecundado el óvulo, si contiene un cromosoma X será una hembra y si contiene un cromosoma Y será un macho. En otras especies como las aves es al revés, son los óvulos, los huevos, los que contienen los cromosomas que determinan el sexo.

Siguiente...