Genética Picture

English Chinese Spain French Italian Dutch Norwegian Swedish Portuguese Taiwanese

Pecho hundido

Los cachorros con este defecto parecen normales al nacer, pero aproximadamente a las 1-2 semanas de edad la caja torácica se hunde y se comprime. En este momento incluso la espalda puede curvarse. Cuando esto ocurre el cachorro gana muy poco peso, incluso puede perder algo de peso, pero después se recupera hasta niveles casi normales, siempre y cuando el defecto no sea muy grave. En algunos casos el hundimiento puede corregirse completamente antes de que el cachorro esté preparado para irse a su nuevo hogar, con lo cual incluso el problema puede pasar desapercibido en el examen veterinario. Por supuesto, un cachorro con este defecto no debe ser utilizado para cría, y el comprador debe ser informado acerca de que el cachorro tiene pecho hundido. En casos graves de pecho hundido la malformación no deja suficiente espacio para los órganos internos mientras el gatito está creciendo, con lo cual el cachorro no puede sobrevivir. Entre estos dos extremos también hay gatos que presentan cansancio fácilmente y les falta el aliento, pero a pesar de ello el gato puede vivir con el defecto.

La herencia ha sido estudiada en Burmeses y parece que en esta raza el defecto se debe a un único gen recesivo.

Siguiente...